Saltar al contenido

Imágenes de dibujos kawaii

Dibujos kawaii

Imágenes de dibujos kawaii

Dibujos kawaii

Dibujos kawaii

Playa animales kawaii

Dibujos kawaii

Osos kawaii dibujo

Playa animales kawaii

Osito corona kawaii

Osos kawaii dibujo

Kawaii animales Dibujo

Osito corona kawaii

Imágenes kawaii dibujo

Kawaii animales Dibujo

Dibujos estilo kawaii

Imagenes kawaii dibujo

Dibujos animales kawaii

Dibujos estilo kawaii

 

El ambiente Kawaii, se despliega en grandes sensaciones

Bebés y animales:

Ambos generan un auténtico sentimiento Kawaii por la ternura que producen, generando un puro sentido de afinidad y relajación.

Criaturas raras:

De la serie de anime, cuyas características físicas y comportamiento hacen que sean considerados kawaii, el claro ejemplo de esto son criaturas como Pikachu.

Juguetes, peluches y muñecas:

Producen una sensación de relajación similar a la de los bebés, pero tienen una combinación de sentimientos de adoración y afinidad.

Kimokawaii:

Es una abreviatura de la frase kimochi warui kedo, kawaii que significa “extraño, pero kawaii”. Describe personalidades extrovertidas que, aunque generan una sensación de rareza y ridículo, son clasificadas como kawaii.

Ídolos musicales:

Generan una sensación intermedia entre el kawaii (relajación) y el moé (evaluación), y tienen un mayor grado de adoración que los juguetes. Uno de los ejemplos más conocidos es el grupo de musas J-pop, Morning Musume.

Moda japonesa:

Este aspecto causó un alto grado de adoración e idolatría al imitar a personajes de revistas de moda o estrellas famosas. A diferencia de los ídolos musicales, las estrellas de la moda causan una mayor sensación de valor.

Erokawaii:

Este término fue acuñado por la cantante Kumi Koda y significa “erótico al mismo tiempo que kawaii”. La sensación que esto genera está al mismo nivel de adoración y apreciación que las estrellas famosas.

Lolita Moda:

Se refiere a la moda japonesa que originalmente mezclaba elementos de la subcultura gótica con la moda victoriana, generando un estilo infantil, femenino y fantástico. Se considera como un moe y crea una combinación de afinidad y adoración.

Meganekko:

Es un término que se refiere a las niñas que usan gafas y que las usan para hacerlas más atractivas. Este estereotipo es común dentro de la cultura otaku y es considerado como moe y genera un mayor sentido de afinidad.

Figuras coleccionables:

A diferencia de los juguetes, las figuras coleccionables pertenecen a la cultura otaku. Son marionetas inspiradas en personajes de anime y videojuegos, y vienen en diferentes tamaños; los fans de esta popular tendencia buscan coleccionar tantas marionetas. También se considera como moe y transmite el sentido de afinidad.

Café cosplay:

Este fenómeno, que también se ha popularizado en los últimos años, describe restaurantes o cafeterías donde los camareros se visten de recamareras, sirvientas o camareras y asumen un comportamiento condescendiente y dulce con los clientes, como si fueran nobles? Este concepto nació de los personajes de los empleados de los videojuegos y animes, y es una rama del cosplay. Al igual que las figuras coleccionables, se considera como moé.

Fenómeno social el encantador término kawaii

El término kawaii se utiliza para referirse a un fenómeno social, cultural y artístico de origen japonés que, con precedentes anteriores y gran validez en el Japón actual. Su presencia en el mundo actual del arte y el diseño japonés es muy importante. De hecho, encontramos un gran número de artistas y creadores japoneses que están vinculados a esta tendencia. Es el caso del famoso Takashi Murakami (1962), un verdadero icono del posmodernismo de gran impacto y cuya producción productiva está gestionada por su empresa Kaikai Kiki. Las obras de Mariko Mori (1967), Aya Takano (1976) y Chiho Aoshima (1974), por nombrar algunos artistas de renombre, también están inscritas en la esfera Kawaii. A partir de mediados de los años noventa del siglo XX, esta tendencia se extendió a Occidente, y un número considerable de creadores europeos y estadounidenses se inspiraron en esta faceta única de la cultura popular y del Japón actual.

La penetración de Kawaii en las artes debe estudiarse en primer lugar con referencia a la obra de Takashi Murakami, “el padre de los kawaii”, que comenzó su trabajo más personal en la década de 1990. A partir de esta estética, Murakami ha desarrollado el concepto de Superflat, que le ha llevado a ser considerado un icono de la postmodernidad y uno de los artistas más solicitados e influyentes de la actualidad. El término Superflat se refiere a la nivelación de ambas superficies y sus colores, que se asemeja a la pintura tradicional nihonga o grabado ukiyo-e, que, como mango, refleja el mundo de la subcultura del tiempo.
Una característica de la producción de Murakami es que logra transformar el arte en mercancía para el consumo masivo. Entre los múltiples productos ofrecidos se encuentran pinturas y esculturas (diseñadas y/o ejecutadas por medios tradicionales o mediante el uso de la computadora) como numerosos objetos cotidianos de facturación industrial, por lo que cuenta con un mercado de consumo muy amplio. Este hecho ha sido criticado por ciertos sectores del mundo académico o por críticos artísticos que ven en su arte un simple deseo de enriquecimiento. En este sentido, se interpreta la creación en 1996 de la Fábrica Hiropon, que en 2001 se convirtió en la empresa Kaikai Kiki, que gestiona y comercializa (más de 100 empleados) todos los proyectos y productos del artista.